Vela Blanca

Datos básicos

3.4 Km
Baja
1.25 h
Travesia
recomendada para niños

Descripción del recorrido

Este sendero es perfecto para disfrutar de una amplia panorámica y unas vistas privilegiadas del Parque Natural del Cabo de Gata. Su trazado recorre un camino amplio y sin dificultades. Aún así, es recomendable evitar las horas centrales del día especialmente en verano, ya que no hay sombras y la pendiente no es despreciable.
Se ha de tener en consideración que esta ruta está descrita como una travesía, es decir que el punto de llegada es diferente al de partida y que a ambos se puede llegar en coche.
Si no se dispone de dos vehículos para poder regresar al punto de inicio, la vuelta se realizará por el mismo camino de ida. Por tanto se ha de tener en cuenta que el tiempo de recorrido aumentará y que la dificultad se puede incrementar.

Descripción del recorrido

El punto de inicio se localiza en la Casa de Mónsul, donde podremos aparcar nuestro vehículo tras recorrer una pista no asfaltada aunque perfectamente transitable. Durante el verano la circulación a motor se encuentra regulada, así que es necesario informarse previamente de la posibilidad de acceder con nuestro vehículo.

El recorrido continúa por la pista, sin apenas pendiente. Pronto nos encontraremos con un desvío a la izquierda que podemos tomar para acercarnos la playa de la Media Luna. Si optamos por seguir por la pista que traíamos, pronto nos volveremos a encontrar con un segundo desvío, que en este caso conduce a cala Carbón. A partir de este punto la pendiente comienza a aumentar por lo que, si recorremos este sendero en época de calor, debemos ir bien provistos de agua.

Tras caminar unos minutos llegaremos a una pronunciada curva, donde se hace casi obligatorio realizar una parada y echar la vista atrás. Ante nosotros tendremos unas magníficas vistas de la cala Carbón y de la roca de la Peineta en Mónsul, con el cerro del Barronal al fondo.

Tras esta parada seguiremos nuestro camino dejando atrás la Punta Colorada y alejándonos de la costa y adentrándonos en el barranco de La Parra, un punto de elevado interés botánico en el que podremos disfrutar de un palmitar.

Pasado el barranco ya sólo nos queda el último esfuerzo para alcanzar el collado de la Vela Blanca, final del sendero y lugar donde se asienta una torre, construida en el siglo XV para vigilar las incursiones de piratas berberiscos desde norte de África.

Desde este punto tendremos unas fantásticas vistas del recorrido realizado, así como de la otra vertiente del collado, con el arrecife de Las Sirenas como trasfondo.