Puertos de Marabio

Datos básicos

8.3 Km
Baja
2 h
Circular
recomendada para niños

Descripción del recorrido

Esta ruta circular y sencilla ruta nos permitirá acercarnos a disfrutar de los paisajes de las montañas y valles de Teverga y recorrer el Monumento Natural de los Puertos de Marabio, en el que la roca caliza y los verdes pastos de primavera y verano son los protagonistas.
La guía interactiva de esta ruta nos permitirá descubrir algunas de las claves de este territorio, profundamente modificado por la acción del hombre y el ganado desde tiempos pasados.

Ermita de Santa Ana-Braña de la Monxal

La ruta comienza junto a la Ermita de Santa Ana, donde existe un pequeño apartadero en la carretera en el que podemos dejar nuestro coche. En esta pequeña ermita todos los años, a finales del mes de agosto, se celebra una popular misa campestre seguida de una procesión y una romería a la que acuden numerosos participantes.
Antes de iniciar nuestro recorrido podemos aprovechar para disfrutar del paisaje que nos rodea y acercarnos a una mesa interpretativa que existe junto a la capilla, desde la que tendremos una buena panorámica de todo el valle.
Tras esta parada debemos tomar un camino de tierra que parte paralelo a la carretera y que, al poco tiempo, nos devolverá al asfalto. Unos metros más adelante parte de nuevo otra pista de tierra, a nuestra derecha, que nos llevará entre praderías y zonas de matorral al collado de Michaoiro. En este punto tendremos unas espectaculares vistas de las cumbres de las montañas de Ubiña, Somiedo y Peña Sobia.
A partir de aquí la pista empieza un suave y agradable descenso hasta la Braña de La Monxal.

Braña de La Monxal-Ermita de Santa Ana

La Braña de La Monxal se encuentra ubicada en una de las tantas majadas que existen en la zona de Marabio y que se mantienen gracias a la abundante cabaña ganadera que pasta en estos puertos.
A partir de este punto la ruta discurre por una pista asfaltada que se dirige, tras pasar por el Alto de Santiago, hasta el cruce con la carretera que lleva hacia Tameza.
Debemos ahora continuar por la carretera siguiendo la misma dirección que llevamos. En un tramo nuestro recorrido se solapará con un ramal secundario del Camín Real de La Mesa.

Al cabo de un rato nos encontraremos con una casona de planta baja y de apariencia semiabandonada, conocida como la Casa de Don Pablo y, poco después con la zona conocida como El Fondanal, donde existe una cabaña rodeada de árboles y una charca en la que puede beber el ganado.
Tan sólo nos queda recorrer el último tramo de nuestra recorrido, que discurre por la carretera, paralela ahora al cordal del Caldoveiro. Tras poco más de dos kilómetros llegaremos de nuevo a la Ermita de Santa Ana, punto final de nuestra ruta.