Puertos de Agüeria

Datos básicos

14.3 Km
Alta
5.25 h
Travesia

Descripción del recorrido

Nos adentraremos en el Parque Natural y Reserva de la Biosfera de Las Ubiñas - La Mesa a través de un itinerario lineal que se inicia en la pequeña aldea de Lindes y que finaliza en el pequeño pueblo de Ricabo. Por el camino pasaremos por uno de los pasos de montaña más bellos de la Cordillera Cantábrica, Los Puertos de La Agueria. 

Hay que tener en cuenta que la ruta está descrita como una travesía, es decir que el punto de inicio es diferente al de partida y que a ambos se puede llegar en coche. 

Disfrutaremos de foces espectaculares, bosques mixtos, hayedos, acebedas, servales, tejos, arroyos de montaña y antiguas morrenas glaciares. Por supuesto gozaremos del placer de caminar por praderas alpinas, rodeados de montañas míticas: la discreta pero afilada Peña Arpín, la gran mole caliza de Peña Rueda, el Fariñentu y para rematar los altivos y vertiginosos Picos Fontanes, unidos por una cuerda de picos de más de 2.000 m.

Una experiencia única que nos ofrecerá esta ruta es poder adentrarnos en los oscuros y frondosos bosquetes de acebo (los acebos aislados son frecuentes en toda Asturias pero los bosquetes de cierta entidad son muy escasos).
Comprende un recorrido de poco más de 14 km, que discurren en su mayor parte por senderos bien conservados y con señalización en los principales puntos. El desnivel a superar es moderado, con varios puntos donde la pendiente es fuerte.

Debemos recordar descargar la guía completa a nuestro móvil y de ese modo llevaremos con nosotros la descripción completa y un mapa interactivo detallado, con el trazado y nuestra posición GPS. Además una vez descargada la guía será funcional 100% sin necesidad de cobertura.

Atención ruta de media-alta montaña. Las dificultades y tiempos citados en la descripción están orientados para su realización en ausencia de nieve. Con nieve, hielo o frío intenso no aventurarse en ella sin el equipo adecuado (crampones, piolet, raquetas, ARVA , ropa térmica etc....) o sin los conocimientos básicos de alpinismo (técnicas de cramponaje, autodetención etc..).
En época de deshielo o con tormentas prestar especial atención en el segundo vadeo del río Lindes ya que la corriente puede llegar a ser peligrosa. Con lluvia la subida desde Lindes puede ser dificultosa en las zonas de mayor pendiente debido a la cantidad de barro acumulado.


Lindes-Las Escolmeras

En la pequeña aldea de Lindes podemos dejar el coche en el prado que esta frente a la iglesia, punto en el que muere la carretera y comienza nuestra ruta.
Comenzamos a caminar por él único camino empedrado y ascendente que discurre entre las casas del pueblo. Al poco veremos a nuestra derecha el conjunto de las cuadras y fuente de Coaña.
Llaneamos un pequeño trecho y poco después ya empieza la subida; un tramo de fuerte pendiente entre helechos y tojos al final del cual encontramos un desvío señalizado.
El camino de la derecha va a Manín y Peña Rueda. El de la izquierda, el nuestro, a Los Puertos de la Agueria.
Al poco de coger el desvió disminuye la pendiente. En este tramo vamos entre muretes de piedra y avellanos que conforman los cierres de los estupendos pastos de las Escolmeras. Dejamos la cabaña de igual nombre a nuestra izquierda.


Las Escolmeras - Puertos de la Agueria
El camino se adentra en el bosque de hayas y va subiendo progresivamente por pendientes moderadas hasta un collado situado en una pequeña pradera a 1.250 m. Esta pradera la reconoceremos porque tiene una mata grande de zarzamora que, en agosto - septiembre, siempre es de agradecer.
Tras el collado nos adentramos de nuevo en el bosque de hayas pero esta vez en sentido descendente; hacia el fondo de la Foz Grande. En esta zona debemos cruzar el río Lindes por un puente de madera de reciente construcción, en junio de 2013.
Este tramo es espectacular, caminamos entre hayas por el fondo de la Foz. Poco a poco vamos ganando altura y las hayas se van haciendo más escasas dando paso a la roca. A nuestra derecha los imponentes muros de Peña Rueda a nuestra izquierda los muros y pedreros de Peña Arpín.
Después de salir del bosque el paisaje cambia drásticamente y comenzamos a caminar sobre una antigua morrena glaciar. Los colores marrones de la morrena, el río de alta montaña y la cara norte de los majestuosos Fontanes forman un paisaje alpino espectacular, capaz de transportarnos a montañas mucho más altas y de otras latitudes.
En este punto debemos cruzar otra vez el río Lindes. Este lugar puede ser peligroso durante la primavera o después de una tormenta, debido a la cantidad de agua y a las piedras resbaladizas. Por ello se ha de tener mucha precaución en esta zona si se dan las condiciones citadas.
Después de cruzar el río continuamos ascendiendo en fuerte pendiente por un camino pedregoso que va surcando las estribaciones de Peña Rueda.
La recompensa después de la dura pendiente no puede ser mejor: llegamos a la entrada de los Puertos. Preciosos pastos subalpinos salpidacados de bosquetes de acebo, tejos, servales y abedules. En camino aquí es fácil y discurre junto al río, al fondo siempre los majestuosos Fontanes. No tardan en aparecer las primeras cabañas, se trata de la majada de los Cuadros.
A partir de esta majada el camino se vuelve de nuevo ascendente alejándose progresivamente del rio y atravesando los espacios libres que dejan los intrincados bosques de acebo. En esta zona se debe prestar atención en caso de niebla densa ya que es fácil despistarse si no tenemos la referencia de los picos que nos rodean, por lo que el mapa interactivo será de gran ayuda.
La siguiente majada que alcanzamos es La Xinxeal. Seguimos caminando por zonas con abundante acebo hasta que llegamos a la majada más grande de la zona: La Cardosina.(1.550m). Las vistas desde aquí son todo un lujo. A nuestra derecha Los Picos de los Fontanes, el Prao, La Cigacha, El Ranchon, El Panchon, y Los Huertos del Diablo, al Frente el Pico Fariñentu siempre tapizado de nieve durante el invierno (de ahí su nombre) y a la izquierda Peña Arpín y Peña Rueda. Todos estos picos forman una formidable fortaleza en el interior de la cual nos encontramos caminando. Vista la lista de picos este lugar ofrece un sin fin de actividades alpinas y ascensiones.
Después de La Cardosina continuamos ascendiendo por un camino que atraviesa, diagonalmente hacia la izquierda, una gran pradera. En pocos minutos alcanzamos el punto más elevado de la ruta. El collado del Lingleo 1.630 m.


El Lingleo - Ricabo
Desde la collada la mejor opción es descender hacia la derecha para alcanzar un sendero que en poco tiempo conduce a un abrevadero para el ganado.
Continuamos por este camino en el que se van alternando pequeñas bajadas y subidas pero siempre con tendencia descendente. A nuestra derecha tenemos las faldas de Peña Rueda, a nuestra izquierda los Picos de los Huertos del Diablo. El siguiente punto que nos encontramos en el camino es la majada de Buxalve, hoy en ruinas. Desde este punto continuamos descendiendo hacia el río por un sendero que sale por la parte inferior de la majada
Una vez alcanzado el río debemos cruzarlo para seguir por un sendero ascendente que atraviesa una pequeña pradería, al fondo de la cual, divisaremos una cabaña entre acebos, justo por debajo de la laguna de Llaseiro.
Seguimos descendiendo por el camino que ahora discurre entre hayas y acebos hasta una nueva majada formada por un conjunto de cabañas, cuadras y pastos rodeados de muretes de piedra. Las Infiestas a 1.060 m.
A partir de este punto el camino es muy evidente ya que está empedrado hasta el cruce con la pista que une Ricabo y Trobaniello. Sólo queda descender por la pista hasta la aldea de Buedia y luego continuar por la estrecha y poco transitada carretera local hasta Ricabo.