Perimetral de Las Médulas

Datos básicos

10.7 Km
Media
3 h
Circular
recomendada para niños
recomendada para bici

Descripción del recorrido

Esta ruta de unos 11 kilómetros, es un recorrido circular en el entorno de las minas romanas de oro de Las Médulas, en el corazón de la comarca de El Bierzo. Un paisaje espectacular donde las colinas rojizas se entremezclan con la vegetación en la que destacan los antiguos castaños, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997.

Es adecuada para realizar con bicicleta de montaña e incluso con niños, eso sí, han de estar acostumbrados a caminar por su longitud

La senda perimetral de Las Médulas tiene numerosas variantes y ramificaciones, pero aquí os proponemos un recorrido bastante completo, con el que podremos descubrir buena parte de los secretos que atesora este increíble lugar. Hemos señalado el recorrido perimetral y otras dos variantes para que podáis escoger la opción que más se adapta a vuestras condiciones físicas y tiempo disponible.

Os recomendamos descargar la guía completa funcional off line en vuestro móvil. Incluye un mapa en el que veréis vuestra posición GPS, el trazado del recorrido y la localización de los puntos de mayor interés.

Recorrido

Comenzaremos nuestro camino en el parking de Las Médulas. Atravesamos el pueblo y tomamos un desvío a la derecha que nos llevará en dirección suroeste por una pista forestal, en continua pero suave pendiente. Tras algo más de dos kilómetros llegaremos al alto de una loma, donde tomaremos el desvío hacia la izquierda que nos llevará al mirador de Las Pedrices.
Desde este punto tendremos unas estupendas vistas del sector más occidental de la mina de oro.

Continuamos subiendo y alcanzaremos las Medulillas de Yeres. En este punto, si tenemos fuerzas y experiencia montañera, podemos tomar un desvío a mano izquierda que nos llevará hasta el mirador del Reigiro y que continúa, por un estrecho y a veces peligroso sendero, por el antiguo frente de explotación de la mina romana. Esta alternativa no es recomendable si vamos con niños.

El sendero principal nos llevará por una zona igualmente preciosa y sin ninguna complicación hasta el área recreativa de Campo La Braña, donde podemos parar a descansar y disfrutar del paisaje.
Desde este punto nos podemos acercar, por el trazado final de la senda de Reigiro, hasta el entorno del Pico Placias, para conseguir una posición y vistas privilegiadas de Las Médulas, o seguir el camino que traíamos en dirección al mirador de Orellán.

Antes de llegar al mirador encontraremos un camino que sale a nuestra izquierda y que, si lo tomamos, nos permitirá acortar el recorrido por la llamada senda de Las Valiñas, que nos llevará por el núcleo del yacimiento aurífero de Las Médulas. Este es un recorrido bastante más corto, muy recomendable si vamos escasos de tiempo.

Continúa la ruta en dirección al mirador de Orellán, que ofrece una de las panorámicas más impresionantes de Las Médulas y parada obligatoria para todo aquel que las visite. Comenzamos ahora a bajar por la pista y, tras unos 300 m, hemos de tomar un desvío a mano izquierda que nos llevará hasta las afueras del pueblo de Orellán.
Una vez alcanzada la pista que parte de Orellán, giraremos a nuestra izquierda y seguiremos un sendero que nos llevará hasta la carretera de acceso al pueblo de Las Médulas.

Cuando lleguemos a la carretera, giraremos a la izquierda y subiremos unos metros hasta alcanzar el punto de partida.