Monte Hijedo

Datos básicos

11.4 Km
Baja
3 h
Circular

Descripción del recorrido

El Monte Hijedo es uno de los bosques mixtos de haya, roble albar, tejo y acebo, más extenso y mejor conservado de la Península Ibérica. Por ello es un espacio protegido a nivel europeo ya que está incluido en la Red Natura 2000.

Este bosque tiene la peculiaridad de encontrarse entre el clima atlántico del norte de la península y el clima mediterráneo que predomina en ella; esto le dota de una gran biodiversidad tanto a nivel faunístico como florístico.

Este bosque de ensueño nos transportará a la infancia, nos recordará los cuentos de hadas, nos invadirá la sensación de poder encontrarnos con seres mitológicos en cualquier momento.

Una ruta preciosa para cualquier época del año, pero que en otoño nos regala un paisaje de colorido espectacular, cuando la mezcla de tonalidades ocres tiñe el bosque. Aunque a finales del invierno o principios de primavera también es un buen momento, ya que la falta de hojas nos ofrece un bosque más abierto y podremos disfrutar del comienzo de la floración de especies del sotobosque. 

En época de lluvias varios tramos pueden estar bastante embarrados.

Pista hasta Cabaña Hijedo
Dejaremos nuestro coche en el aparcamiento situado en la carretera que desde Alfoz de Santa Gadea nos indica Monte Hijedo.

Partimos del aparcamiento y caminamos por una amplia pista a lo largo de aproximadamente 1,5 km hasta llegar a la Cabaña Hijedo, y será a partir de este momento cuando nos adentramos realmente en el bosque.

Este tramo lo tendremos que repetir para volver al coche, ya que el tramo circular parte de Cabaña Hijedo.

Cabaña Hijedo – cercanías al Arroyo Hijedo
El camino sale a la derecha de la Cabaña y al poco se bifurca. Tomaremos la senda de la derecha que se dirige en descenso hacia el arroyo Hijedo cruzando un bello bosque con ejemplares centenarios de roble albar.

Nos encontramos otro cruce donde debemos tomar la senda de la izquierda, todo está perfectamente indicado con marcas en los árboles y con carteles informativos.

Completado el descenso llegamos al arroyo Hijedo y a partir de este momento el bosque se vuelve mixto, donde conviven especies como robles, hayas, tejos y acebos. 

Arroyo Hijedo – Cabaña Hijedo
Este bonito arroyo nos acompañará durante un tramo de unos 2 km, donde sus pequeños saltos de agua nos brindan una melodía agradable. En este curso de agua se cobijan numerosas especies de anfibios. 

Pasados estos 2 km el bosque se despeja y nos encontramos con un cruce donde debemos tomar el camino de la izquierda que inicia un ligero ascenso a través de un pastizal. Poco más adelante alcanzaremos otro cruce y nuevamente tomaremos el camino de la izquierda que de nuevo se adentra en el bosque.

Ahora y a lo largo de poco más de 2 km continuaremos con un ligero ascenso y cruzaremos varios pequeños arroyos, que en épocas de lluvia dificultan el paso por la cantidad de barro que se forma. 

A partir de aquí nos encontraremos con numerosos ejemplares de acebo, que en invierno lucirán sus bellos frutos de color rojo. Y un poco más adelante con varios ejemplares de tejo, algunos de ellos centenarios.

Poco antes de llegar de nuevo a la Cabaña Hijedo alcanzaremos un mirador donde podemos tomarnos un tiempo para disfrutar de la espectacularidad del paisaje.

Una vez lleguemos a la Cabaña Hijedo regresaremos al aparcamiento por el camino forestal por el que hemos comenzado.