Miradores de Cercedilla

Datos básicos

10.6 Km
Baja
2.75 h
Circular
recomendada para niños

Descripción del recorrido

En esta ruta nos internaremos en los frondosos pinares de Cercedilla pisando caminos plagados de historia como la Calzada Romana o la Carretera de la República, obtendremos maravillosas vistas desde varios miradores y podremos leer versos esculpidos en la roca.
Es una ruta sencilla, sin ninguna dificultad técnica y de una longitud bastante asequible, por lo que podrá ser realizada casi por cualquier caminante.

Aparcamiento de Majavilán – Puente del Descalzo
La ruta comienza en el área recreativa de Las Dehesas en Cercedilla, en el aparcamiento de tierra de Majavilán donde hay suficiente espacio para dejar el coche. Durante los primeros metros nos tocará pisar asfalto, hasta llegar a una pista bastante ancha que nos lleva directos a la Calzada Romana, cruzando el Puente del Descalzo.
En este tramo empedrado de la calzada, si somos lo suficientemente observadores, podremos contemplar los surcos dejados por antiguas carretas, cientos de años atrás.

Camino Agromán – Mirador de los Poetas
Nada más cruzar el puente, a unos 100 m debemos coger el sendero que sale a nuestra derecha, conocido como el Sendero Agromán y que está marcado por puntos naranjas en los árboles.
Poco a poco iremos ganando altura, subiendo al principio de forma más tendida y después ya más pronunciadamente. Lo haremos entre pinares de altos pinos silvestres, aunque en este tramo también podremos observar ejemplares de acebo, algunos robles rebollos (Quercus pyrenaica), tejos, mostajos, jara estepa y brezos.
En nuestro camino ascendente podremos disfrutar de la presencia de pequeños pájaros como los carboneros o los herrerillos, y también otros como el pico picapinos o los agateadores.
Tras el camino zigzagueante entre raíces y árboles, llegaremos a una pista de gran anchura conocida como la Carretera de la República, por la que debemos continuar hasta llegar al Mirador de los Poetas.
Es más que recomendable hacer un alto para visitar los miradores de Vicente Aleixandre y Luis Rosales y entretenernos descifrando los versos tallados en las rocas de la zona. Desde aquí tendremos las mejores vistas de la ruta y podremos observar La Bola del Mundo, Los Siete Picos y a lo lejos una amplia panorámica de los valles cercanos.

Pradera de Navarrulaque – Fuente de Antón Ruiz de Velasco
Continuando por La Carretera de la República llegaremos enseguida al reloj solar en memoria de Camilo José Cela y un poco más adelante a la Pradera de Navarrulaque, un espacio idílico donde podremos encontrar los monumentos a Enrique Herreros, Giner de los Ríos y a los Guadarramistas. Y donde también se encuentra el refugio de Aurrulaque y la fuente de Díaz Duque. Sin duda, es el lugar perfecto para comer el bocadillo.
Una vez descansados, continuaremos por la Carretera de la República, también conocida como la Carretera Puricelli, nombre de la empresa que se encargó de construirla.
El camino sigue cuesta arriba pero de forma muy tendida y aunque la pista es ancha el paseo entre los altos pinos y las rocas es realmente agradable. Tras unos 2,5 km llegaremos a la fuente de Antón Ruiz de Velasco, donde podemos refrescarnos.

Camino Schmid - Dehesas de Cercedilla
Justo bajo la fuente veremos un camino salir pronunciadamente cuesta abajo de la Carretera de la República, es un pequeño tramo del Camino Schmid que muy pronto nos devolverá a la Calzada Romana ya siempre a favor de la pendiente, por lo que este tramo resulta bastante sencillo de caminar.
Nos encontraremos con otra pradera, la de Los Corralillos, donde quedan aún algunos vestigios de construcciones romanas y donde la Calzada Romana coincide en este punto con la Carretera de la República y la Calzada Borbónica.
Deberemos cruzar el río y continuar por la Calzada Romana, cuesta abajo, hasta alcanzar de nuevo el Puente del Descalzo y encaminarnos por último hasta el área recreativa donde está nuestro coche.