Luanco-Bañugues

1.5 h. duración 5.9Km Travesia Baja Gozón (Asturias)

ruta recomendada para niños Recomendada con niños


  • Autor J.F.Sánchez Díaz

  • Autor J.F.Sánchez Díaz

  • Autor J. Valella Rodríguez

Esta ruta nos da la oportunidad de conocer Luanco, la capital del concejo de Gozón y la fachada oriental del paisaje protegido del Cabo Peñas, recorriendo puntas y ensenadas que se suceden alternativamente hasta terminar en la playa de Bañugues.

Es un recorrido corto que además está adecuado mediante un camino de grava e incluso escaleras en los tramos más pendientes y equipado con varias áreas recreativas para comer cómodamente.


En nuestro paseo costero iremos viendo diferentes ecosistemas de origen natural como los brezales, entre otros de mayor influencia humana como los pequeños pinares o los prados de siega y maizales. A finales del verano y durante el otoño, estos hábitats acogen gran cantidad de aves procedentes del centro y norte de Europa. Entre otras, se encuentran alondras comunes, bisbitas pratenses o chorlitos dorados, por citar sólo algunas de las muchas especies que recalan en esta costa después de un largo viaje sobre el mar Cantábrico.

Se trata de un paseo de gran interés para la observación de aves, por lo que esta guía incide especialmente en las diferentes especies que podremos ir observando en nuestro recorrido. Es recomendable que llevemos nuestros prismáticos y guía de aves, si disponemos de ellos.
Al descargar la guía interactiva con GPS integrado, no tendremos problema en seguir el camino adecuado y no perderemos ni un detalle de los puntos más interesantes del recorrido.

Hemos de señalar que esta ruta está descrita como una travesía, es decir que el punto de llegada es diferente al de partida y que a ambos se puede llegar en coche.
Si no se dispone de dos vehículos para poder regresar al punto de inicio, la vuelta se realizará por el mismo camino de ida. Por tanto se ha de tener en cuenta que el tiempo de recorrido aumentará y que la dificultad se puede incrementar


Luanco-Punta de La Vaca

La ruta comienza en la iglesia de Santa María de Luanco, sobre una de las dos playas del pueblo.
Desde aquí debemos atravesar el paseo de la playa hasta la Avenida Gayo, desde donde nos dirigiremos hacia el muelle. Antes del espigón tomaremos unas escaleras a la izquierda que, ascendiendo, dan comienzo al camino paralelo al acantilado.

En un breve trecho nos internaremos en una pequeña plantación de pinos y al atravesarla comenzaremos a descender. Desde esta zona podremos ver la Punta de La Vaca a la que llegaremos en poco tiempo. Es muy frecuente ver desde aquí a los halcones peregrinos que cazan pequeñas aves en estos acantilados.

Para acceder a la Punta de La Vaca el camino se bifurca, por lo que tendremos que girar a la derecha si queremos acercarnos al cabo que está a unos 300 metros de este cruce, pero volveremos a él para continuar nuestra ruta por la derecha.
Además de las aves marinas podremos encontrar aquí multitud de pequeñas aves migradoras como mosquiteros musicales, papamoscas cerrojillos y grises, bisbitas arbóreos, collalbas grises y tarabillas norteñas entre las locales tarabillas comunes durante el final del verano y el otoño.

Punta de La Vaca-Moniello

Después de Punta de La Vaca el camino gana altura y volvemos a caminar entre pinos durante un corto trecho internándonos más tarde en un brezal-tojal. Entre estos matorrales podremos observar otras especies de aves como currucas cabecinegras y rabilargas o tarabillas comunes. La ruta entra entonces en una plantación de eucaliptos y comienza a bajar. Encontraremos un cruce, donde tomaremos una curva pronunciada a la derecha para encarar el camino que desciende hasta la ensenada de Moniello.

Moniello-Bañugues

En el último tramo, la ruta se hace más abierta. Caminaremos entonces sobre una baja rasa costera constituida por un arrecife coralino fósil en las inmediaciones de Moniello. En este punto hay un bar, con buenas vistas de Punta de La Vaca, y un área recreativa.
Desde aquí seguimos la ruta siempre paralelos a la línea de costa. En esta ocasión serán los prados de siega y maizales los hábitats que encontramos. Durante el invierno, entre otras especies de aves, podremos ver bisbitas pratenses o zorzales comunes, mientras que en la primavera y el verano encontraremos lavanderas boyeras o trigueros. Todo el año viven aquí buitrones, mirlos o lavanderas blancas. En las rocas de la costa o pescando en el agua podremos disfrutar de los cormoranes moñudos, que anidan en el cercano Cabo Peñas. Durante la primavera y otoño el número de especies aumenta con las migraciones.

El camino de tierra bordea varias pequeñas calas rocosas que por orden son La Palleya, Les Torcides y el Aguillón, y termina en una carretera de escaso tráfico ya en la ensenada de Bañugues. Deberemos seguir por la carretera que va acercándose a la playa de Bañugues hasta llegar a un pequeño puente, que atraviesa el río de la Cabaña en su desembocadura.
Buscando entre la arena de la playa y si no hay mucha gente, veremos bandos de gaviotas patiamarillas con el dorso claro. También utilizan este arenal las gaviotas sombrías de dorso gris oscuro, o reidoras más pequeñas, y aves limícolas como el zarapito trinador, pardo y de largo y curvado pico, la blanca garceta común que persigue alevines de peces en la orilla, o al correlimos común y el chorlitejo grande.

Punto de inicio

Puntos de interés para esta ruta