Hayedo de Montegrande

Datos básicos

7.3 Km
Muy baja
2 h
Ida y vuelta
recomendada para niños

Descripción del recorrido

La ruta del hayedo de Montegrande, situada en el parque natural y reserva de la biosfera de Las Ubiñas-La Mesa, nos permitirá descubrir la riqueza ecológica de uno de los bosques cantábricos de mayor extensión.
El recorrido apenas tiene desnivel y transita una pista en muy buen estado, contando además con un tramo accesible de 300 m en su inicio, por lo que es apta para todos los públicos.
Recuerda que para poder conocer más detalles sobre este bosque y sus habitantes, así como acceder al trazado de la ruta, puedes descargarte la guía interactiva y despreocuparte de tener cobertura 3G.

Inicio - Puente sobre el río Fundil
El sendero se inicia en la mitad de la carretera de acceso al puerto Ventana, que comunica el municipio de Teverga en Asturias con la provincia de León. En sentido ascendente, tras pasar la antigua Venta de La Puerca, se localiza un pequeño aparcamiento donde hay que dejar el vehículo antes de comenzar a caminar.
El recorrido comienza atravesando varios prados de siega que rápidamente darán paso a un frondoso hayedo. En este punto comienza un tramo de senda accesible de 300 metros de longitud, equipado con una pasarela de madera balizada y que es apto para recorrer en silla de ruedas.
Durante la ruta, de algo menos de cuatro kilómetros, las hayas nos irán acompañando en todo momento, junto a acebos, serbales y espineras. Al tratarse de una ruta muy sencilla y fácil, es perfecta para pararse a disfrutar de la vegetación, así como escuchar en silencio el canto de las numerosas aves que viven en este bosque. Si prestamos atención podremos disfrutar viendo entre las copas de los árboles a carboneros, herrerillos o mitos, mientras los trepadores azules y los agateadores se pasean por los troncos. Con algo más de suerte, podríamos escuchar el tamborileo del pito negro e incluso observar al urogallo, que aún vive en estos bosques y que se encuentra en peligro de extinción.
En el kilómetro 4, la senda se cruza con el cauce del río Fundil o La Verde, en las inmediaciones de La Ferviencia.
En este punto la ruta del hayedo de Montegrande termina, debiendo volver por el mismo camino hasta el punto de inicio, pero si tenemos fuerzas y tiempo, podemos acercarnos hasta encontrar un pequeño tesoro escondido en medio del bosque, la cascada del Xiblu.

Puente del Fundil - Cascada del Xiblu
Tras cruzar el río gracias a un pequeño puente, comienza el camino de acceso al Xiblu. Se trata de un pequeño sendero, que si bien al principio no entraña mucha dificultad, en el tramo final es bastante pendiente y resbaladizo, por lo que ha de recorrerse con mucha precaución, especialmente en época de lluvias.
Este tramo tiene una longitud de 1 kilómetro (ida y vuelta), que habría que sumar a los 3,5 recorridos hasta aquí.