Foces de El Pino

Datos básicos

17.7 Km
Alta
5.5 h
Travesia

Descripción del recorrido

Las Foces de El Pino es uno de los más bellos desfiladeros de Asturias. Por su singularidad geológica fue declarado Monumento Natural en el año 2001. 

Es una ruta senderista con gran tradición y por el fuerte desnivel que salva se considera de dificultad alta. 

Aquí se describe como una travesía que va desde el pueblo de El Pino hasta el de La Paraya, pero también se puede optar por subir hasta las Foces de El Pino y regresar a El Pino, siendo en este caso de menor dureza y duración.

Se ha de tener en cuenta que esta ruta está descrita como una travesía, es decir que el punto de llegada es diferente al de partida y que a ambos se puede llegar en coche.

Si no se dispone de dos vehículos para poder regresar al punto de inicio, la vuelta se realizará por el mismo camino de ida. Por tanto se ha de tener en cuenta que el tiempo de recorrido aumentará y que la dificultad se puede incrementar.

El Pino - Foces de El Pino
La ruta comienza en la localidad de El Pino desde donde, tras atravesar el puente sobre el río San Isidro, sale una pista que nos lleva en una suave ascensión hasta un antiguo molino restaurado conocido como el Molín de Peón.

En este punto el camino se bifurca y debemos seguir hacia la izquierda por un sendero que, cruzando el río por un puente de piedra nos llevará al desfiladero de las Foces de El Pino, por un bosque autóctono de castaños, robles albares y avellanos.

Poco antes de llegar a las Foces nos encontramos con la Fuente Gavilanceras, donde es recomendable tomar fuerzas pues nos espera una dura ascensión.

Foces del Pino – Collado de Caniel.la
Al introducirnos en las Foces nos sobrecogerá el bello paisaje natural, donde aún quedan restos de las losas de caliza que pavimentan el camino, utilizado por los vecinos tradicionalmente para subir el ganado a los pastos de montaña.

Continuamos la ascensión por el sendero tallado en la roca, atravesando una portilla de madera que debemos dejar cerrada a nuestro paso para que no pase el ganado, hasta un puente conocido como El Posaero tras el cual llegamos a un nuevo desvío.

Seguimos por el camino de nuestra izquierda en dirección a la majada de Las Campas desde donde continuamos, tras una fuerte subida, hasta el Collado de Caniel.la, desde donde disfrutaremos de unas maravillosas vistas.

En esta parte alta del recorrido es frecuente encontrarse con manadas de rebecos alimentándose de los pastos que crecen entre las rocas.

Collada de Caniel.la – La Paraya
Desde este collado el camino empieza en descenso dejando a nuestros pasos la majada de L’Acebal hasta encontrarnos con la pista del puerto de Vegarada. Continuamos descendiendo por esta pista, y pasando por la majada de Carbayalín llegaremos al pueblo de Ruayer. 

Desde aquí el camino se adentra en un nuevo desfiladero, las Foces de Ruayer, excavado por las aguas del río Aller, que le da nombre.

Sólo nos queda continuar por el camino que llevamos hasta llegar al pueblo de La Paraya, donde se termina este recorrido.