El Cable - Espinama

Datos básicos

13.0 Km
Baja
2.75 h
Travesia
recomendada para niños

Descripción del recorrido

En esta ruta nos adentraremos en el macizo central del Parque Nacional de los Picos de Europa a través de un itinerario lineal que se inicia en El Cable (estación superior del teleférico de Fuente Dé) y que finaliza en el precioso pueblo lebaniego de Espinama.
Se trata de un recorrido de unos 9 km por media-alta montaña. El desnivel es de unos 1000 m, pero eso sí, descendentes, y donde predominan las pendientes de inclinación media.

Es un itinerario muy variado en el que podremos descubrir parte de los ecosistemas más representativos de los Picos de Europa, desde las altas cumbres dominadas por la dura y yerma roca caliza hasta los valles cubiertos de frondosos bosques de robles y hayas, no sin pasar antes por las extraordinarias praderas supalpinas de Áliva.
Estos ecosistemas albergan una rica flora y fauna que va desde los treparriscos, gorriones alpinos, rebecos y flores alpinas hasta los bosques de roble y haya en los que habitan lobos, jabalíes, corzos y un sinfín de aves forestales.
En nuestro camino las praderas de Áliva nos ofrecerán en primavera-verano un espectáculo de flores y verdes pastos que sirven de alimento a las extraordinarias vacas de la raza tudanca, típicas de la montaña cántabra. También podremos ver los restos de antiguas minas.

Se trata de un recorrido lineal, por lo que es recomendable tener un coche al final de la ruta para regresar a Fuente Dé o bien contratar los servicios de un táxi si no queremos pegarnos 3 km de caminata por carretera hasta Fuente Dé.

Atención esta es una ruta de media-alta montaña. Las dificultades y tiempos citados en la descripción están orientados para su realización en ausencia de nieve. Con nieve, hielo o frío intenso no aventurarse en ella sin el equipo adecuado (crampones, piolet, raquetas, ARVA, ropa térmica etc....) o sin los conocimientos básicos de alpinismo (técnicas de cramponaje, autodetención etc..).
Como en todos los itinerarios que realicemos por los Picos de Europa debemos extremar la precaución en caso de niebla densa o incluso suspender los planes ruta (es habitual que la niebla no deje ver más allá de 2 ó 3 m, con el peligro que conlleva, dada la abrupta orografía del Parque).

La ruta se describe desde la estación superior del teleférico de Fuente Dé (El Cable); para todos aquellos no partidarios de utilizar este tipo de infraestructuras en la montaña existe la posibilidad de ascender desde Fuente Dé por el Camino del Hachero, por donde se realiza la carrera del kilolmetro vertical.
En ese caso se ha de tener en cuenta que este camino no está indicado en nuestro mapa interactivo y que dado el desnivel acumulado la dificultad del itinerario será muy alta y añadiremos dos horas de subida al itinerario.

El Cable – Áliva
En Fuente Dé está la estación inferior del teleférico (consultar horarios y precios en la página web de CANTUR o en las oficinas de turismo de la zona).
Comenzamos a caminar en el Cable (estación superior del teleférico) desde la que ya disfrutaremos, por un lado, de una increíble vista de la alta montaña dominada por el gris calizo y por el otro de los verdes valles lebaniegos y la parte más oriental de la Cordillera Cantábrica.
Desde El Cable cogeremos la pista que sale en dirección a las grandes murallas calizas que vemos al fondo y que forman parte de Peña Olvidada y Peña Vieja. Después de unos minutos llegaremos a la Horcadona de Covarrobles punto donde la pista se bifurca, nosotros seguiremos por la pista de la derecha por la que cómodamente vamos bordeando las increíbles tapias orientales de las Agujas de Tajahierro y Peña Olvidada (2.406 m) y donde es frecuente ver algún treparriscos. Desde este collado ya vemos las preciosas praderas de Áliva con un fondo incomparable, el macizo oriental de los Picos de Europa, también conocido como Andara.
Continuamos descendiendo por buena pista y en pocos minutos estaremos en el collado de Juan Toribio, desde el que ya podemos ver el Chalet Real, con su inconfundible techo rojo y paredes blancas.
Seguimos descendiendo por la cómoda pista hasta una curva en herradura cerca del Chalet Real y desde la que sale un sendero que nos conducirá a las minas de Las Mánforas y sobre las que podrás descubrir más información en nuestro mapa interactivo.
Pasadas las minas, continuamos por la pista que asciende por las laderas de una de las morrenas glaciares más increíbles y evidentes de Picos, la Llomba de Toro. Cuando llegamos parte alta hay un cruce de pistas, por lo que prestaremos especial atención a nuestro mapa interactivo, ya que hemos de continuar por la pista que baja por el otro lado de la Llomba hacia los puertos de Áliva y que pasa muy cerca de la ermita de la Santuca de Áliva.

Áliva-Espinama
Atravesamos las praderas de Áliva por la pista para llegar a la zona conocida como El Tesoro.
Seguimos por la pista, prácticamente llaneando, para llegar a la fuente de los Asturianos donde podemos aprovechar para refrescarnos. A continuación pasaremos por Las Portillas del Boquejón que sirven para separar los pastos bajos de los de altura. Desde esta zona podremos ver un extraordinario hayedo-robledal custodiado por las impresionantes tapias calizas del Pico Valdecoro a nuestra derecha.
Continuando por la pista pronto llegamos a los invernales de Iguedri
Después de los invernales la pendiente se vuelve más pronunciada, afortunadamente nos toca cuesta abajo, y poco a poco nos vamos adentrando en un bosque de robles y hayas por la zona de La Regollá.
Desde este punto la pista desciende entre el bosque y cercana al río Nevandi hasta el precioso pueblo lebaniego de Espinama punto en el que finaliza nuestra ruta.