Cosgaya - Collado Llesba

Datos básicos

16.9 Km
Alta
5.25 h
Ida y vuelta

Descripción del recorrido

Atención ruta de media-alta montaña. Las dificultades y tiempos citados en la descripción están orientados para su realización en ausencia de nieve. Con nieve, hielo o frío intenso no aventurarse en ella sin el equipo adecuado (crampones, piolet, raquetas, ARVA , ropa termica etc....) o sin los conocimientos básicos de alpinismo (técnicas de cramponaje, autodetención etc...).
Como todos los itinerarios que realicemos por los Picos de Europa debemos extremar la precaución en caso de niebla densa, o incluso suspender los planes ruta (es habitual que la niebla no deje ver más allá de 2 ó 3 m con el peligro que ello conlleva dada la abrupta orografía del Parque). 

Nos adentraremos la región de Liebana a través de un itinerario que comienza en el precioso pueblo de Cosgaya y que finaliza en el Collado de Llesba, donde nos espera una agradable sorpresa: la impresionante vista de los Macizos Central y Oriental de los Picos de Europa y de buena parte de la Cordillera Cantábrica, con el marco incomparable de tener los preciosos valles lebaniegos a nuestros pies.
Se trata de un recorrido de más de 8 km sólo de ida por media montaña. El desnivel a superar es alto, predominando las pendientes de inclinación media con un par de zonas con pendientes más fuertes: uno antes del Prado Cubo y otro para llegar al Collado de Mastrovilde (sin ninguna dificultad técnica más allá del cansancio).

Este itinerario nos permitirá descubrir la riqueza natural y cultural de estos valles lebaniegos: el Pueblo de Cosgaya, el Monte de la Calavera y su escalofriante historia, extraordinarias flores alpinas que crecen en los prados de Mastrovilde, a más de 1.700 m de altitud, las majadas del Cubo y su extraordinario ganado de la raza parda y, por supuesto, todo ello con el aliciente de encontrarnos en una zona donde todavía habita el oso cantábrico.

Cosgaya -Prado del Cubo
Salimos del pueblo de Cosgaya donde dejaremos nuestro coche. Ya caminando vamos a la parte alta del pueblo, por detrás de la iglesia, hasta que la carretera se convierte en una pista que atraviesa, a media ladera, el precioso hayedo del Monte de la Calavera, con el Río Cubo en el fondo del valle y el Monte Oscuro a nuestra derecha.
Poco a poco vamos ganando altura y, si miramos a nuestra espalda, podremos disfrutar de una excepcional panorámica del macizo de Andara. A medida que vamos subiendo el bosque se va haciendo menos frondoso, para ir dando paso a pequeñas praderas, como el Prado Celada.
A partir de este lugar la pendiente se hace más pronunciada, aunque el sendero todavía discurre a la sombra del bosque, hasta que llegamos a las bellas praderas de Prado Cubo, con su majada, donde normalmente podremos ver pastando vacas de la raza Parda de la Montaña.

Prado del Cubo-Collado Llesba
Atravesamos los pastos de Prao Cubo y, al final de los mismos, encontraremos una bifurcación, donde seguiremos por el camino de la izquierda hacia collado Llesba.
A partir de este punto el camino gira y, dado que ya estamos a una altura superior a los 1.600 metros, el paisaje cambia y pasa a estar dominado por praderas alpinas y picos escarpados.
A nuestra derecha veremos, ya muy cerca, cumbres que rondan los 2.000 de altitud, como el Alto de Valdeoso, El Cascajal y la Peña de Gustal.

Después de la dura subida llegaremos al collado de Mastrovilde, donde tendremos unas vistas igualmente increíbles.
Desde este collado no tenemos más que continuar por la pista hasta el Collado de Llesba, con su monumento al oso pardo, donde disfrutaremos de nuevo deunas preciosas vistas de los Picos de Europa y de la Cordillera Cantábrica, concretamente de la zona de Peña Prieta y del Puerto de San Glorio.

El regreso lo realizaremos por el mismo camino que hemos traído.