Camino viejo del Pico Miravete

Datos básicos

8.5 Km
Media
2.5 h
Ida y vuelta

Descripción del recorrido

Este recorrido, conocido como también como itinerario naranja, es una de las rutas más conocidas de la Reserva de la Biosfera de Monfragüe.
La ruta asciende al Pico Miravete, el punto más alto en el entorno del parque nacional de Monfragüe, desde donde se pueden disfrutar de unas vistas espectaculares del Parque y de las dehesas que lo rodean, así como de un amplio territorio que alcanza hasta la sierra de Gredos.

Hay que tener en cuenta que la mayor parte del trazado de la ruta va prácticamente sin sombra, por lo que es recomendable evitar las horas de mayor insolación e ir provistos de suficiente agua y protección solar.

Casas de Miravete – Pico Miravete

La ruta comienza en la parte alta del casco urbano de Casas de Miravete, junto a la piscina municipal, donde existe un pequeño aparcamiento para dejar estacionado nuestro coche.
Desde ese punto el recorrido comienza en ascenso por un camino que, en pocos metros, se une con la pista que forma parte de la Cañada Real Leonesa Occidental.
Continuamos hacia nuestra izquierda en ascenso y, tras un corto repecho, llegamos a la carretera nacional N-V, la cual debemos de atravesar. A pesar de que esta carretera actualmente es poco transitada, debemos extremar la atención a la hora de cruzarla, ya que además habremos de hacerlo en un tramo en curva.
Nada más atravesar la carretera debemos continuar por un estrecho sendero que sale a la izquierda de la pista y que se interna en una plantación de eucaliptos. En este tramo del recorrido tendremos que ir sorteando algunas ramas y pequeños troncos que han quedado desde la última vez que se cortó el eucaliptal para el aprovechamiento de su madera.

Si nos vamos fijando en el terreno descubriremos en la tierra las huellas y rastros de los ciervos, abundantes en esta zona. Con un poco de suerte podremos ver alguno de estos animales, siempre en alerta o huyendo de nuestra presencia.

Pronto llegaremos a un cruce donde nuestro camino da un fuerte giro, dirigiéndose ahora en un suave ascenso hacia el Oeste. En este tramo podemos ver que cada vez son más abundantes las jaras y los brezos, que tratan de buscarse un hueco entre los eucaliptos.

Nuestro camino se vuelve a juntar con la Cañada Real Leonesa cerca ya del puerto de Miravete, donde nos encontraremos un área de descanso al lado de la carretera. A partir de este punto ya podemos ver el pico Miravete, hacia el que nos dirigimos, coronado por unas grandes antenas.

Hasta este punto tenemos la opción de, en vez de recorrer este último tramo a través del eucaliptal, continuar por la Cañada Real nada más cruzar la carretera. Si seguimos esta opción, que en nuestro mapa interactivo está marcado con una línea naranja discontinúa, llegaremos igualmente a esta área de descanso, recorriendo un tramo más corto, aunque con mayor pendiente.


Desde el puerto de Miravete debemos continuar por una pista ancha que parte entre los dos edificios y que recorre la ladera del pico Miravete. Ya no debemos abandonar esta pista hasta llegar a la cumbre.
En este tramo los eucaliptos dejan paso a los pinos y, en los márgenes del camino, nos encontraremos con algún madroño. Si realizamos el ascenso en calma, y prestamos mucha atención, podremos descubrir algunas de las especies que habitan en este bosque, mientras que en el cielo podremos observar la silueta de numerosas aves rapaces volando en busca de alimento, como la del buitre leonado, el buitre negro, las águilas calzada y perdicera o el alimoche.

Las vistas desde la cumbre del pico son impresionantes. Al norte veremos la sierra de Gredos y Campo Arañuelo, al este las crestas de la sierra de Las Villuercas, al sur Los Llanos de Trujillo y al oeste el parque nacional de Monfragüe.

El retorno lo podemos hacer por el mismo camino hasta Casas de Miravete, o siguiendo la Cañada Real Leonesa desde el puerto de Miravete hasta donde tenemos estacionado nuestro coche.