Braña de Las Cadenas

Datos básicos

4.1 Km
Muy baja
1.5 h
Ida y vuelta
recomendada para niños

Descripción del recorrido

La ruta a la Braña de Las Cadenas es un pequeño recorrido de poco más de 4 km de ida y vuelta, a través de uno de los lugares más espectaculares del Parque Natural de Las Ubiñas – La Mesa, el hayedo de Montegrande.
Este corto, pero increíble recorrido, carece de dificultad ya que discurre por un camino ancho de escasa pendiente, lo que lo hace además, muy apropiado para recorrer con niños. Es recomendable hacer esta ruta en otoño, época en la que el hayedo se tiñe de tonos rojizos antes de que los árboles pierdan sus hojas.

La guía interactiva nos ayudará a saber por dónde vamos y nos dará las claves para conocer un poco más acerca de los valores de la ruta. 

Carretera AS-228–Braña de Las Cadenas

La ruta parte por una pista que sale a mano izquierda de la carretera AS-228, después de pasar el puente del río La Ortigosa, en dirección al Puerto Ventana. En este punto existen varios paneles interpretativos sobre la ruta y los valores ambientales del Parque Natural.
La senda es en todo momento amplia y no la debemos abandonar en ningún momento. Recorre el hayedo bajo el arbolado, por lo que sólo podremos ver el valle, con los Sierros Negros al otro lado, cuando se abra un hueco entre los árboles.
Si nos paramos un momento en silencio en nuestro camino podremos descubrir a un gran número de habitantes de este bosque: Carboneros, herrerillos, trepadores azules y petirrojos son alguno de los pájaros que nos asombrarán con sus cantos y sus vuelos en su constante búsqueda de alimento. Sin duda mucho más difíciles de observar son otras especies tan emblemáticas como el oso pardo, el urogallo y el pico mediano, que también encuentran cobijo en la espesura de este bosque.
Casi llegando al final atravesamos el puente sobre el arroyo La Puerca para encontrarnos ya con la pradería en la que se localiza la Braña de Las Cadenas, un lugar que nos llamará a sentarnos y disfrutar de este paisaje y luego a descubrir y visitar todas las cabañas y corros que componen esta braña.
El regreso lo haremos por el mismo camino.