Ascensión al Tres Provincias

3.75 h. duración 12.6Km Circular Media Somosierra (Madrid)


  • Autor M.Cano Parra

  • Autor M. Cano Parra

  • Autor M.Cano Parra

En esta ruta podremos disfrutar de los bellos parajes de Somosierra y realizar una ascensión que nos llevará hasta la cumbre del Pico Tres Provincias (2.129 m), llamado así por ser el límite territorial entre Segovia, Madrid y Guadalajara. Disfrutaremos de una extensa panorámica de la llanura Segoviana, de una hermosa cascada y ya en la cumbre, podremos divisar gran parte del Macizo de Ayllón.

Cualquier época es por tanto adecuada, para visitar este hermoso paraje de sencillo acceso que, sin embargo, no es visitado por grandes masas de gente. Aunque se ha de tener en cuenta que se trata de una ruta de alta montaña y las dificultades y tiempos citados en la descripción están orientados para su realización en ausencia de nieve. Con nieve, hielo o frío intenso no aventurarse en ella sin el equipo adecuado (crampones, piolet, raquetas, ARVA, ropa térmica etc...) o sin los conocimientos básicos de alpinismo (técnicas de cramponaje, autodetención etc..).

Asimismo en verano hemos de saber que puede hacerse dura en días de calor y que hay que proveerse de abundante agua y protección frente al sol.

Somosierra – Cascada de El Chorro
La ruta comienza en Somosierra, ubicada casi en el límite de las provincias de Madrid y Segovia y muy cercana a la A-1. Es mejor dejar el coche al final del pueblo. Cerca de la gasolinera habrá sitio de sobra para aparcar.
Al principio tendremos que recorrer un pequeño tramo, aproximadamente de 1 km, por carretera asfaltada. Se trata de la antigua N-1 que está cortada, por lo que apenas tiene tránsito, aunque conviene estar atento, por si pasara algún vehículo.
Tras este primer tramo de poco más de 1 km en claro descenso, habremos de fijarnos en nuestro mapa interactivo ya que hemos de tomar un camino a nuestra derecha. Éste nos llevará directamente y en muy poco tiempo, hasta la Cascada de El Chorro, especialmente caudalosa con las aguas del deshielo primaveral y en cuyas cercanías crecen narcisos. Pero para ello, primero debemos cruzar con pericia el arroyo de las Pedrizas, que en determinadas épocas del año, puede bajar con bastante caudal. Aunque con un poco de cuidado, salvaremos esta dificultad sin meter el pie en el agua.
Merece la pena hacer un alto en la cascada y disfrutar del paraje, aunque sin entretenerse demasiado, pues la ruta acaba de empezar y aún queda un gran desnivel por superar y una buena distancia por recorrer.

Cascada de El Chorro – Media ladera
Una vez visitada la cascada, debemos volver sobre nuestros pasos unos escasos metros, siguiendo el camino principal. Tendremos que volver a poner en práctica nuestro equilibrio cruzando un nuevo tramo de arroyo que cruza la pista, esta vez se trata del arroyo de la Peña de El Chorro.
Continuaremos por esta pista ahora ya si con fuerte pendiente. Lo mejor es tomárselo con calma e ir ascendiendo poco a poco, disfrutando del camino y de la compañía. Entreteniéndonos con los abundantes pájaros (currucas, tarabillas, collalbas,…) que se asoman desde el matorral o con los caballos que, con seguridad, iremos encontrando por las laderas.
Desde aquí iremos encontrando diversas bifurcaciones por lo que recomendamos ir especialmente atentos al mapa interactivo para no pasarnos el pequeño sendero que hemos de tomar. Este tramo, delimitado por alambre de espino, discurre en el límite provincial entre Madrid y Segovia. Unos 500 m más nos devolverán al camino principal, por el que continuaremos otro par de kilómetros.

Llegados a este punto, quizás podamos sentirnos un poco cansados. Merecerá la pena hacer un alto para disfrutar de las vistas de la llanura segoviana, que se ve a lo lejos. Por suerte, el pico Tres Provincias será ya más que evidente y, su cercanía, nos dará el aliento necesario para abordar el último tramo y hacer un último esfuerzo para alcanzar la cumbre.

Media ladera - Cumbre
En menos tiempo del que pensamos alcanzaremos los 2.129 m que coronan el Pico Tres Provincias. Antes de llegar al vértice geodésico, veremos una placa incrustada en una de las grandes rocas en las que culmina esta cumbre redondeada. Se trata de un homenaje a los agentes forestales.
Justo en el vértice geodésico, estaremos en el límite de las tres provincias. Al este Guadalajara, con vistas a la Sierra de Ayllón que nos invitan a nuevas excursiones entre sus cumbres. Al noroeste Segovia y sus lejanas llanuras de colores difuminados por la distancia, si el día es lo suficientemente claro, quizás lleguemos a intuir la Sierra de la Demanda. Y al suroeste, Madrid y nuestro punto de partida.

La cumbre es un lugar ideal para un pequeño picnic. Podremos resguardamos del viento, si es necesario, tras algún murete de piedra de los que hay dispersos por la zona.
Numerosos buitres, cuervos, alondras y cercanas collalbas grises revolotearán a nuestro alrededor.

Cumbre - Somosierra
Una vez descansados, habrá llegado el momento de volver, lo cual resultará bastante más llevadero. Comenzaremos el descenso por la misma cara del pico, pero en esta ocasión más hacia el sur. En algunos tramos la pradera puede estar bastante encharcada, por lo que conviene ir con ojo, por no mojarnos más de la cuenta y por evitar pisar las frágiles turberas.
Pronto daremos con una pista por la que debemos seguir. Desde aquí estaremos atentos a las indicaciones de nuestro mapa ya que, el kilómetro 10, hemos de tomar un desvío a la izquierda y continuar nuestro rumbo casi siempre suroeste, salvo por alguna que otra curva en el terreno. De nuevo, en dos kilómetros deberemos girar a la izquierda, para dar con el camino que nos llevará directamente al pueblo de Somosierra en poco más de kilómetro y medio.

Punto de inicio

Puntos de interés para esta ruta