Al Pienzu desde El Fitu

Datos básicos

10.9 Km
Media
3.5 h
Ida y vuelta

Descripción del recorrido

Este itinerario nos permitirá, en tan sólo 5 km de marcha, coronar el Picu Pienzu que, con sus 1.161 m, es la cota más alta del Paisaje Protegido de la Sierra del Sueve

Este pico es una de las cumbres más altas y más cercanas a la costa del mundo, de la que tan sólo dista 5 km. Esto hace que el Pienzu sea un mirador natural excepcional, ya que desde él podemos disfrutar de unas espectaculares vistas tanto de la costa, abarcando desde Llanes hasta Gijón, como de la Cordillera Cantábrica.

Debemos tener en cuenta que el sendero discurre todo el tiempo sin sombra alguna, por lo que, si realizamos la ruta en días soleados, es recomendable ir bien protegido contra el sol.

El Fitu – Majada El Bustacu
La ruta parte desde el Alto de la Cruz de Llames, más conocido como El Fitu, famoso por su mirador, uno de los más populares de Asturias. Aquí podemos dejar nuestro coche, ya que en este punto existe un amplio aparcamiento.

Antes de empezar el recorrido recomendamos subir al mirador, que nos ofrece unas espectaculares vistas, tanto de la costa como de parte de la Cordillera Cantábrica.

Desde la carretera general, en el lado opuesto del mirador, parte una pista bien marcada que asciende entre pinos y nos lleva hasta un antiguo refugio de montañeros.

A partir de aquí, la pista se convierte en un sendero que, en un ligero y continuo ascenso, atraviesa una zona de monte bajo hasta llegar a una pradería conocida como la majada El Bustacu.

En esta pradería existen varias cabañas de pastores en ruinas y alguna arreglada recientemente. Es frecuente ver ganado en esta zona, ya que existe un abrevadero en la parte derecha del camino que traemos. 

Majada El Bustacu – El Pienzu
A partir de aquí la ruta continúa por un camino bien marcado que, ahora con más pendiente, sube por una vaguada hasta la majada de Mergullines

Este es un buen lugar para hacer un descanso y refrescarnos en su fuente, para reponer fuerzas con las que afrontar el último repecho de la ruta, que es el más duro.

Sólo nos queda el tramo final hasta la cumbre del Pienzu, en el que hay que superar un desnivel de 200 m en un zig-zag por la ladera de la montaña, sin un camino marcado, hasta llegar a la cruz que corona el Picu Pienzu.

Si tenemos la suerte de que el día esté despejado, la vista desde este punto es espectacular. Podemos ver la rasa costera, desde Gijón hasta Llanes, y hasta el Torrecerredo, la cumbre más alta de Asturias en pleno macizo central de los Picos de Europa.

Es fácil que, si no metemos mucho ruido, podamos avistar grupos de gamos pastando y descansando por la zona despejada de la zona alta de la Sierra. En las horas de mayor insolación es más difícil verlos, pues se suelen refugiar del calor en los pequeños bosquetes de acebos, espineras y fresnos que salpican toda esta zona.

El regreso al mirador del Fitu lo realizaremos, ahora en un continuo descenso, por el mismo camino que hemos seguido durante la subida.